Piden 3 años de cárcel para independentistas por agredir a fans de España

Resultado de imagen de agresion independentistas seguidores españa

La Fiscalía pide penas de hasta tres años de cárcel a cinco “red skins” independentistas e hinchas radicales del club Unió Esportiva Sant Andreu acusados de agredir a tres aficionados de la selección española y atacar la carpa que montaron en apoyo a la plataforma “Barcelona con la Selección”.

En su escrito de acusación, el ministerio público acusa a los cinco jóvenes de delitos de lesiones, daños, contra la integridad moral en ejercicio de los derechos fundamentales, amenazas y hurto, así como pertenencia a grupo criminal por formar parte de Desperdicis, un colectivo ultra de la grada de animación del Sant Andreu, según el ministerio público.

La Fiscalía pide penas que oscilan entre los dos años y tres meses y los tres años de cárcel para cada uno de los cinco acusados, a los que atribuye varios ataques violentos a grupos de extrema derecha o a seguidores ultras de clubes futbolísticos antagónicos perpetrados en Barcelona desde el año 2007.

¿Otra final incómoda para la monarquía? Esperemos que no.

Resultado de imagen de pitada al himno

Barça-Alavés el 27 de mayo. Esta será la final de la Copa del Rey que, presumiblemente, se disputará en el Vicente Calderón antes de su cierre definitivo. Es decir, otra final que reunirá en una misma grada a aficionados catalanes y vascos. A ver cuanto tarda a empezar la polémica preventiva sobre los límites de la libertad de expresión, y los pitos al himno y al rey Felipe VI. Esta temporada, que sorteo tras sorteo, con el Barça enfrentándose primero a Athletic y luego a la Real Sociedad, parecía que una mano nada inocente quería evitar que se llegara a una final vasco-catalana, habrá una nueva ración con un nuevo invitado: el Deportivo Alavés que tiene su estrella en el banquillo. Mauricio Pellegrino ha conseguido, en la temporada de su debut en primera, ganar en el Camp Nou, no sufrir en la Liga y clasificar el equipo para su primera final de Copa. Y ha eliminado a un Celta que, tras echar al Madrid marcándole cuatro goles, no le ha podido meter ni uno sólo. La final de Copa tendrá, el sábado en Liga, un ensayo general. Lo mejor para Luis Enrique es que el Alavés, ayer, se desgastó durante 97 minutos en un partido muy físico.

Xavier Bosch Xavier Bosch

¿La Roja en Barcelona?, sí, pero con una condición. (Lamentable, por cierto)

La plataforma Pro Seleccions esportives catalanes vería con buenos ojos la idea de que la Ciudad Condal albergue un partido de la selección española, siempre y cuando sea contra Catalunya

La selección catalana, en su último enfrentamiento ante Túnez

El Ajuntament de Barcelona y la Real Federación Española de Fútbol han mantenido “conversaciones informales” para que la ciudad acoja un partido de la selección española, según asegura la edición digital de La Vanguardia citando fuentes municipales, que matizan que todavía “no hay ninguna solicitud formal” ni “nada calendarizado”.

Ante esta situación. la plataforma Pro Seleccions esportives catalanes se ha manifestado favorable siempre y cuando el partido sea contra la selección de Catalunya.

La plataforma ha emitido un comunicado en el que considera que la propuesta solo tendría sentido “si es contra la selección catalana como anfitriona”. De igual manera creen que este enfrentamiento “reforzaría la idea de la Barcelona olímpica y solidaria, valores muy arraigados en la ciudad”. Además, la Federación Catalana de fútbol “debería ejercer de anfitriona e invitar a nuestros vecinos a una fiesta del fútbol que implicaría un éxito de público imposible de superar con cualquier otra propuesta que incluyese solo a la selección española”.

La plataforma remarca que “sería absurdo que Barcelona acogiese un partido de la selección española contra cualquier otro rival” y recuerda que la Federación Española “siempre ha estado en contra de que Catalunya pueda competir en el ámbito internacional”. Finalmente, consideran que “permitir a la Roja jugar en Barcelona es legitimar el veto permanente a Catalunya”.

Piqué dice lo que nadie se atreve a decir

Piqué dice lo que nadie se atreve a decir: que la Liga y la Copa están peligrosamente preparadas para que las gane el Madrid. Las lamentables (por calificarlas de alguna manera) actuaciones arbitrales de los últimos días, beneficiando descaradamente a los blancos y perjudicando, aún más descaradamente, a los blaugranas, son la confirmación de que existe un complot para allanarle el camino de los títulos al conjunto de Zidane. Y es que la influencia del palco del Bernabéu puede resultar esta temporada definitiva. Florentino Pérez se ha cansado de no ganar nada en España y ha puesto en marcha todas sus armas de ‘seducción’ masivas para hacer posible en los despachos lo que es imposible en el campo. Esto es lo que ha denunciado Piqué. Que existen demasiadas casualidades como para pensar que solo son eso, casualidades. Y que los árbitros, además de malos, tienen una sospechosa tendencia a echarle una mano (o las dos) al Madrid cuando más lo necesita.

El problema es que no debería ser Piqué quien denunciara públicamente este complot. El jugador se está exponiendo demasiado. Tanto que puede salir malparado. Piqué está ejerciendo de capitán, de portavoz y de presidente. Y no le corresponde ninguno de estos tres papeles. No dudo de que la denuncia está hecha desde su más profunda indignación como culé. Y que ha asumido el cabreo de millones de barcelonistas como propio. Porque él es más culé que nadie. Pero no es el futbolista el responsable de ejercer esa defensa. Existen en el club personas que deberían dar la cara en estas situaciones para preservar los intereses del Barça. Pero no saben hacerlo. O, lo que es peor, no se atreven. Y tiene que salir Piqué a quemarse a lo bonzo ante la caverna mediática madridista. La misma que le tiene desde hace ya demasiado tiempo en el punto de mira. ¡Qué desprotegido está el Barça!

Malas Noticias: “Desde este mismo momento, los trapos están permitidos en Champions League”

Exhibición de esteladas durante un partido del Barcelona.

Josep Vives, portavoz del Barcelona, compareció ante los medios de comunicación tras la junta directiva del lunes. El representante azulgrana se centró especialmente en las novedades respecto al caso de las esteladas en la UEFA, por las cuales el Barça renuncia a seguir por la vía del TAS y el organismo europeo se compromete a revisar su normativa.

“El Barça valora muy positivamente porque supone el fin de un conflicto, pero también el reconocimiento de la libertad de expresión de sus socios, algo con lo que este club está muy comprometido. Ese compromiso ya lo tenía este club en una época en la que la libertad de expresión no existía por razones históricas y políticas. El Camp Nou es un templo de la libertad. Esta era una cuestión innegociable. Es una manera de cerrar carpetas, una carpeta difícil y complicada. Era un tema que nos causaba dolor porque lo consideramos un derecho fundamental e irrenunciable”.

¿Qué pasa mientras se cambia la normativa?

“Estamos en una situación de transición. Se comenzará a trabajar para cambiar la norma y que se adecue a la realidad, que todos los socios puedan acudir al estadio a expresarse libremente. A partir de ahora mismo, los socios podrán venir al estadio a expresarse con libertad, dentro de las normas del juego democrático, eso significa que podrán traer esteladas y otros símbolos no ofensivos al estadio. No tendría sentido que la UEFA diga que va a cambiar las normas y que durante esta transición, no deje ejercer la libertad de expresión de manera plena”.

Multas pendientes

Vives admitió que hay multas por pagar a causa de las esteladas, aunque se está trabajando para que el importe sea el mínimo posible. También confirmó que hay dos expedientes abiertos por este tema, en concreto por los partidos ante Bate Borisov y Roma del curso pasado. “Se llevará a cabo un procedimiento especial para resolver de la manera menos costosa posible. Un procedimiento especial, reglado por la UEFA. Habrá un árbitro para analizar los expedientes. La multa máxima prevista es de 75.000 euros, pero confíamos en rebajarla”.

No habrá nuevas multas

“El Barça tiene la certeza de que la UEFA no impondrá nuevas multas por la exhibición de esteladas en su estadio. Si no, no habría abandonado la vía del TAS”.