Messi: La leyenda continúa…

  1. Messi está a un partido oficial de los 600, que puede sumar el sábado contra el Sevilla
  2. El crack argentino debutó con 17 años en 2004 y llegará a esta cifra en su madurez (30)

Leo Messi está a un partido oficial de alcanzar los 600 con la camiseta del FC Barcelona. Contra el Sevilla, el sábado en el Camp Nou, se convertirá en el tercer jugador de la entidad azulgrana en lograr semejante hito. Antes solo lo protagonizaron Xavi Hernández, que acabó su gloriosa etapa con 767 partidos, y el ahora capitán y referencia Andrés Iniesta, que a día de hoy suma 642.

Messi, que debutó con el primer equipo con solo 17 años el 16 de octubre de 2004 en un Espanyol-FC Barcelona (0-1) de Liga, llegará a los 600 con 30 y unas estadísticas que quitan el hipo. Entre las más destacadas, el número de títulos conquistados (30), partidos ganados (425, casi el 71%) y goles (523, a un promedio de 0,87 por encuentro).

CIFRAS ESPECTACULARES

El crack argentino también brilla en muchos otros capítulos numéricos: 33 hat-tricks (con un repóker y cinco pókers), 303 goles en el Camp Nou (en 290 partidos, saliendo a más de un tanto por encuentro), 28 faltas de falta directa, 64 de penalti, 286 partidos ganados cuando ha visto puerta…

Lo conseguido por Messi es espectacular. Sin embargo, lo más notable del mejor jugador del mundo es la regularidad con la que ha amasado su leyenda, tanto en el juego como en los resultados. Sorprende cada partido sobre el terreno de juego y sorprende cada partido con una nueva marca, una nueva muesca a la que añadir en su particular capítulo de logros.

De Messi se pueden sacar todo tipo de estadísticas, algunas de ellas de lo más curiosas, como su mes más realizador: marzo, con 71 conquistas. O su día de la semana más prolífico: sábado, con 188 goles. O el equipo al que ha castigado más con sus aciertos: el Sevilla, con 29 tantos.

SEVILLA, VÍCTIMA PREFERIDA

Precisamente el equipo andaluz será el rival al que se enfrentará el sábado en el Camp Nou en el que será su partido oficial 600. Tras el SevillaAtlético de Madrid (27), Real Madrid y Valencia (24), Osasuna Athletic (23) y Espanyol (20) han sido los enemigos a los que más veces ha dañado el crack en forma de goles.

El rosarino, de todas formas, sigue a lo suyo. Mira los números, esboza una tímida sonrisa y los agradece, pero lo que sigue motivándolo es pisar el césped, tocar el balón, asociarse con sus compañeros, ayudar a ganar. Ese sigue siendo Messi, humilde y comprometido. Sabe que solo así ha llegado a acumular semejante botín a nivel colectivo e individual con la casaca del FC Barcelona.

Y que solo así puede seguir ampliándolo para deleite de una afición que lo idolatra desde el primer día. El crack se ha ganado el respeto del Camp Nou a pulso. Por ser siempre fiel a su manera de entender el fútbol y por sacarse repetidamente conejos de su chistera mágica. También por mantenerse fiel a unos colores que, en un momento clave de su evolución como jugador, lo arroparon y ayudaron a crecer y a llegar hasta donde ha llegado.

Messi no se apalanca. No cree que ya lo haya hecho todo en el fútbol y en el Barça. Los retos que tiene por delante lo mantienen vivo y en tensión competitiva para responder partido a partido de lo que se espera de él. En clave azulgrana, por ejemplo, aspira a ser el máximo goleador de la Champions, un honor que ahora recae en Cristiano Ronaldo. En clave argentina su anhelo es levantar la Copa del Mundo en Rusia. No para cerrar bocas. Sí para cumplir el sueño de niño.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.