El primer gol de la remontada

Resultado de imagen de messi neymar

Lo lograrán o no. Meterán dos, tres, cuatro o cinco goles. Quizás encajarán alguno, pero de lo que no hay duda es de que habrá partido, algo de lo que dudaba todo el mundo hasta hace unos días. El Barça ha logrado, en tan solo una semana, convencerse a si mismos de que pueden volver a jugar con brillantez, han enchufado a un entorno que es pesimista por naturaleza e, incluso, le han metido el miedo en el cuerpo a un PSG que soñaba con venir al Camp Nou para enfrentarse a un equipo con cabezas bajas. Que nadie dude que levantar una eliminatoria de Champions con un 4-0 en contra es prácticamente imposible, pero también es cierto que s hay un equipo en el mundo capaz de hacerlo es el Barça de Messi. Si juegan con la lucidez mostrada ante el Celta, el PSG lo pasará muy mal en el Camp Nou. Luego intervendrá la suerte, la capacidad de resistencia de un gran rival e, incluso, la incidencia del árbitro, pero el espectáculo está servido.

Todos los entrenadores tienen muy claro que una mala noche en una competición como en la Champions significa el adiós a la competición. El Barça tuvo en París esa pájara que arruina el trabajo de toda una temporada, pero en el ambiente se respiraba un sentimiento de claudicación que nada tiene que ver con la calidad de este equipo. Porque lo que queda ya muy claro es que este Barça, si cae eliminado, no lo hará como ante el Bayern de hace unas temporadas en una eliminatoria que agacho la cabeza mucho antes de que se jugara el partido de vuelta. Ahora, el reto se asume con una ilusión que hará grande el partido por si solo y que podría reforzar al equipo a pesar de la eliminación. Ahora le toca a los jugadores hacer su trabajo y a la afición creer. Y a su técnico asumir que éste puede ser un partido histórico. Luego, acabará como acabará, pero hay partido.

FUENTE

¡Luis Enrique anuncia al equipo que no renovará!

Lo ha comunicado a sus jugadores al acabar el partido contra el Sporting

Luis Enrique, durante el Barça-Sporting

Luis Enrique acaba de anunciar a sus jugadores en el vestuario que no renovará su contrato con el Barça. Así lo ha comunicado el técnico a sus futbolistas nada más acabar el partido ante el Sporting de Gijón. El contrato del técnico acaba el próximo 30 de junio pero no ha querido esperar más a decírselo a la plantilla. En breve, más información sobre esta noticia.

El técnico asturiano ha confirmado esta información personalmente en su rueda de prensa posterior al partido. Ha asegurado que ya se lo había comunicado a Robert Fernández y a Albert Soler a principios de temporada que estaba cansado y que cabía la posibilidad de que no renovase su contrato. En breve, más detalles de la información avanzada por MD.

Los errores arbitrales que manchan el liderato del Madrid

Los fallos arbitrales a favor del Madrid y en contra del Barça han beneficiado de forma clara a los blancos
Si estos fallos no hubiesen existido, los azulgrana mandarían con una ventaja superior a los diez puntos.

Gil Manzano ayudó al Madrid en Villarreal el domingo

En Madrid rebosan felicidad al ver cómo su equipo marcha líder de la clasificación, con un punto por encima del FC Barcelona, con un partido menos y después de una gran remontada en el campo del Villarreal. Un escenario idílico si no fuera porque ha llegado debido a una larga lista de errores arbitrales que han colocado a los blancos con nada más y nada menos que 13 puntos más de los que han ganado de forma justa sobre el terreno de juego.

Los 55 puntos que figuran en la tabla en el casillero del Real Madrid deberían ser 42 si todas las decisiones arbitrales que les han favorecido de forma errónea hubieran sido sancionadas acorde al reglamento. La situación adquiere mayores dimensiones si a estos cálculos se le suman también los puntos que el Barça ha dejado de ganar por culpa de las decisiones fallidas de los árbitros. Seis en concreto. De este modo, los 54 puntos que ostenta el conjunto azulgrana deberían ser 60, dejando una diferencia de 19 puntos totales que queda en 18 si se resta el punto que actualmente separa a los dos equipos en la tabla, siempre recordando que el Madrid tiene un partido menos, el aplazado ante el Celta en Balaídos.

 Cuando hay una polémica arbitral acostumbra a surgir una doble línea de argumentación que por una parte defiende la decisión y por la otra asegura que es errónea. En esta Liga, en cambio, hay algunas decisiones flagrantes que han dado la vuelta al mundo y que no dan lugar a interpretación, tal y como constató Gerard Piqué en un tweet en el que recogía artículos de la prensa madrileña reconociendo los errores a favor del Madrid y en contra del Barça.

El más sangrante fue el gol no concedido al Barça en el estadio del Betis. La imagen del futbolista bético dentro de la portería despejando un balón que se ve claramente que ha entrado salió en medios de todo el planeta. Aquella decisión de Hernández Hernández costó dos puntos al Barça. Además, en los duelos de los culés y los blancos ante Málaga y Villarreal hubo cuatro acciones que resumen la dinámica arbitral en el actual Campeonato. Contra los andaluces, al Barça se le anuló un gol legal de Piqué por fuera de juego mientras que el Madrid ganó gracias a un gol en fuera de juego de Ramos. Ninguna de las dos acciones admite discusión. Y ante el Villarreal y hasta con el mismo jugador como protagonista se repitió la historia. Manos voluntarias de Bruno no pitadas contra el Barça y pinchazo azulgrana en Vila-real, mientras que las manos involuntarias del propio Bruno ante los blancos sí fueron señaladas y acabaron llevando al equipo blanco a la victoria. Y todo esto, por no mencionar las acciones favorables al Madrid sin incidencia directa en el resultado, que las hay, y varias.

‘Ayudas’ de risa en Mundial de Clubs y Copa
El Madrid también se vio beneficiado en la ida de octavos de la Copa ante el Sevilla (3-0), el día del penalti de James a Modric (no es broma), pitado por Mateu Lahoz, que también dio el córner del 2-0 tras una clara falta de Morata. Y en la final del Mundial de Clubs ante el Kashima Antlers (4-2), un árbitro de Zambia, Janny Sikazwe, se echó atrás cuando iba a mostrar la segunda amarilla a Ramos con 2-2 justo antes de la prórroga. De risa.

¡Quieren callar a Piqué con una sanción!

Resultado de imagen de pique

Van a por Piqué. De forma descarada. Quieren hacerle callar por las malas. Quieren evitar que el jugador blaugrana siga denunciando públicamente el escándalo arbitral de la Liga española. Y la única manera que tienen de silenciar a Piqué es con una sanción. Por eso el Comité de Árbitros ha decidido abrirle un nuevo expediente (el tercero de esta temporada) por el tuit que publicó el domingo tras el Villarreal-Real Madrid.

El FC Barcelona quiere mantener una línea de prudencia con los árbitros, con un mensaje conciliador: “A los árbitros hay que ayudarles”. Es un mensaje institucional, que han hecho suyos los portavoces de la directiva, el entrenador y los capitanes. Pero no Piqué. Porque Piqué se rebela a quedarse mudo ante los attropellos que está sufriendo el Barça. O, lo que es lo mismo, los favores que está recibiendo el Madrid.

Piqué es como es. Visceral. Y, seguramente, representa a una gran parte del barcelonismo. El barcelonismo que protesta contra las injusticias. El barcelonismo que está harto del poder político e institucional del Madrid de Florentino Pérez. El barcelonismo que ha decidido quejarse (que no llorar) por la persecución que está sufriendo su equipo.

El tuit de Piqué era una demostración de esa diferente vara de medir que existe en la Liga. Y puso como ejemplos los partidos contra el Villarreal y el Málaga, en los que el Barça fue claramente perjudicado mientras el Madrid salió claramente beneficiado. Piqué estalló, como un culé enfadado más. Y con razón. Una razón que ahora quieren intentar arrebatarle con una sanción. Pero Piqué, pase lo que pase, no callará. Y nosotros se lo agradeceremos.

Alves: “La independencia de Catalunya sería un error”

También hay lugar para la política en la entrevista que Dani Alves concedió a ABC y en la que habla de su relación con Cristiano Ronaldo y con la directiva del FC Barcelona. El ahora jugador de la Juventus cree que el independentismo lo ha propiciado “el desprecio del resto de España” a ciudadanos e instituciones. “Así lo he sentido yo durante los ocho años que he vivido en Catalunya”

Para el exculé, durante los últimos tiempos el pueblo catalán se ha “encerrado en sí mismo, pero no debería ser así”, porque reciben a la gente de España con cariño, aunque “desde la desconfianza y el recelo”.

Alves no cree que sea un pensamiento positivo y hace hincapié en la poca capacidad de análisis de un sector independentista: “Hay gente que sale a la manifestación de la independencia, pero no sabe ni siquiera lo que es la independencia. Siguen la corriente, siguen a la masa porque es lo que toca”. El lateral opta “por la vía del diálogo y el consenso”, porque cree que España y Catalunya “juntos son más fuertes”. “La independencia de Catalunya sería un error“, sentencia.