Soy Culé y Español

Bienvenid@ a la Web de Soy Culé y Español

Esta Web nace para defender un Barça sin política, donde todos y cada uno de los que formamos esta afición tengan algo en común, el fútbol y un Fútbol Club Barcelona Universal. En los tiempos que corren, la afición blaugrana está dividida gracias a una pésima gestión desde la directiva del Club, donde los Culés de fuera de Cataluña somos aficionados “de segunda”. 

Vamos a aprovechar estos tiempos, que por cierto, nos vienen de perlas, para aclararle a los que aún no se enteran o no se quieren enterar lo que realmente es ser CULÉ Y ESPAÑOL. Para la mayoría somos “fachas”, para otros deberíamos cambiar de equipo, hay gente que dice que nosotros también mezclamos política y deporte por utilizar la bandera española, y así un sinfín de afirmaciones que se ven pobres de razones y lógica.

Aficionado Culé y Español
Culé y Español

Ya no sé las veces que he repetido que a nosotros lo que menos nos importa en este caso es la política. Denunciamos que se mezcle con deporte, que el club al que admiramos por su juego, títulos y jugadores lo utilicen para hacer propaganda de intereses políticos. No sé qué no entienden cuando decimos que somos Culés y lo somos porque nos gusta el buen fútbol. Queremos que el Nou Camp deje de ser un foro político, y sea lo que realmente debe ser, un lugar para disfrutar del fútbol y de nuestros jugadores.

Afición culé
Afición culé

Añadir el término “español” simplemente es por hacer referencia al país donde nacimos y al que hoy por hoy, pertenece el F.C. Barcelona. Claro que se puede ser culé y argentino, o alemán, o del resto del mundo, pero tristemente serlo español es muchísimo más difícil. Difícil por culpa de la política y las mentes cerradas e interesadas que insisten en vincularla con el deporte. El término “Soy Culé y Español” es una forma de reivindicarnos. Ser del Barça fuera de Cataluña es muy complicado actualmente.

Del Barça de toda la vida

Somos del Barça desde siempre, de pequeñitos. Con esa edad nadie es capaz de saber qué narices es la política, nos fijábamos en el fútbol únicamente, como debe ser. Ser del Barça es un sentimiento que sólo nosotros podemos entender. Si eres del Barça de corazón, es imposible dejar de disfrutar con sus partidos y títulos. Así que, para los que proponen un cambio de equipo, sólo queda decirles que jamás lo entenderán, porque ellos nunca fueron del Mejor Equipo del mundo. No merece la pena intentar explicarles algo que no entenderán nunca.

Los que dicen que la historia del Barça siempre ha estado unida a la política y al catalanismo, tienen razón, pero no del todo. Cuando se fundó el Club, en el año 1899, lo hicieron un grupo de Suizos, Alemanes y Británicos. Gamper tuvo que recurrir a políticos para salir de una crisis económica que casi hace desaparecer al Barça allá por el año 1908. Para salvar al Club, Gamper propuso acercarse a los sectores más activos del catalanismo, especialmente La Lliga Regionalista, el partido conservador catalanista de la época. Pero desde 1899 hasta pasados casi 10 años más, el Club no tuvo ninguna relación política.

El FC Barcelona también se ha caracterizado históricamente por ser un club global, abierto a todo el mundo con indiferencia de su origen, raza o religión. Pero se empezaron a contradecir especialmente en la era Laporta, el cual impulsaba un club abierto a todos pero se declaraba totalmente independentista metiendo al Barça en política más que nunca, reivindicando su catalanismo por todos los rincones y medios.

En la actualidad el Barça tiene seguidores, socios y peñistas repartidos por todo el mundo. Demostrando que sí es un club global y abierto a cualquiera, pero la gestión que los directivos han llevado a cabo en los últimos años, no es precisamente una gestión que invite a una persona no catalana a unirse al club.

Y por eso los Culés Españoles reivindicamos una gestión del club fuera de ideas políticas, que separan más que unen a los que realmente nos gusta y disfrutamos del deporte.

Si te gusta el fútbol, disfruta del fútbol en el estadio, pero no tiene ningún sentido ir a ver al Barça y estar pensando que Cataluña se tiene que independizar. Que hay que defender la libertad de expresión, si, pero cuando se falta el respeto con insultos, pitadas y en algunas ocasiones agresiones y amenazas, se pierde todo el derecho a la libertad de expresión. Y no procede crear debate político en un campo de fútbol.

De todas formas, hay muchas contrariedades en esto de los independentistas Culés. Por ejemplo, no quieren pertenecer a España, ni quieren al Rey, pero si celebran los títulos de Liga y Copa. Creo que tampoco se han parado a pensar qué sería del Barça en una Cataluña independiente. Como poco desaparecería, y eso ya es tirar piedras a su propio tejado. No serán muy Culés cuando quieren algo que perjudica seriamente al Barça.

Finalmente quiero hacer una reflexión: Si de verdad te gusta el fútbol y el Barça, olvídate del pasado. Sólo consigues remover los problemas y jamás disfrutarás del deporte. El presente es lo que importa, no vas a cambiar nada del pasado.

¿Quieres un Barça sin política?

Viva el Barça, el fútbol y todos los Culés del mundo.