El tridente vuelve para la final River Plate – FC Barcelona

El tridente vuelve para la final River Plate - FC Barcelona

Luis Enrique era el jueves un mar de dudas, pero la onda expansiva de la enfermedad de Leo Messi y la lesión de Neymar Junior va trayendo buenas noticias al entrenador del FC Barcelona.

Luis Enrique confía en poder a tener disponibles a sus tres delanteros estrella, Messi, Neymar y Luis Suárez para la final del Mundial de Clubes contra Ruver Plate. El Barça ya suma tres encuentros consecutivos sin alinear al tridente hasta el punto que en el último partido contra el Guangzhou solo pudo contar con uno de los tres, Suárez, el ’11’ estaba en el banquillo y el ’10’ en la cama del hotel enfermo.

El Barça no tiene excesivamente suerte este curso con ambos jugadores que han sufrido lesiones varias, paperas y un cólico nefrítico. Un sinfín de adversidades que este equipo ha sacado adelante por la fortaleza del grupo: «Esto nos hará aún más fuertes» comentaba una fuente del vestuario cuando supo que Messi no podría jugar las semifinales del Mundial de clubes. Y así ha superado cada uno de los problemas con los que ha topado el equipo, gracias a la unión y a la mentalidad del resto de los compañeros.

LEO MESSI

Leo Messi evoluciona positivamente del cólico nefrítico que le impidió jugar las semifinales del Mundial de clubes. El jugador argentino tuvo que quedarse en el hotel para intentar expulsar las sustancias en el riñón que le provocaron tanto dolor. Los síntomas empezaron después del almuerzo y justo antes de subirse al autobús que llevó al equipo al Nissan Stadium decidió causar baja para el encuentro.

Messi se quedó en el Royal Park Hotel de Yokohama recuperándose y unas cuantas horas después del partido ya se encontraba mucho mejor, como si hubiera pasado lo peor. Incluso expresó esta mejoría en las redes sociales asegurando en las redes sociales asegurando que «me duele mucho perderme cualquier partido, pero espero estar al 100 por cien para la final».

Era una manera de dar a entender que solo tenía en mente jugar el partido del domingo. La expedición azulgrana respiró tranquila a su regreso al hotel después del partido cuando vio que Messi estaba «mucho mejor», según fuentes del vestuario.

Había ser prudentes para ver cómo pasaba la noche. Y ayer los síntomas de Leo Messi han sido todavía más positivos. En el seno de la expedición se quiere mantener un punto de calma y, a estas horas, nadie se atreve a confirmar que podrá jugar la final aunque todos los imputs van en esta línea. Por la mañana de ayer se sometió a una ecografía y el resultado fue especialmente positivo. Lo normal sería que hoy entrenara con el equipo.

NEYMAR, A UN PASO

Neymar, por su parte, ya está a un paso de incorporarse definitivamente a los entrenamientos con el equipo de Luis Enrique, dejando atrás así sus molestias sufridas en el entrenamiento previo al partido de Liga de Campeones contra el Bayer Leverkusen. El jugador brasileño lleva ya dos entrenamientos individuales a un buen nivel, tocando pelota, y está a la espera de recibir la luz verde para unirse al grupo.

Este nuevo paso podría ser en el próximo entrenamiento, el previo a la final. De esta manera, estaría en disposición de Luis Enrique en el caso de que lo necesitara. Neymar ya estaba en el banquillo del partido de semifinales por si el técnico necesitaba un revulsivo para cambiar el signo del encuentro, algo que no fue necesario. Contra River Plate estará en mejor disposición para jugar.

Además, el jugador brasileño tiene unas ganas locas de participar en este encuentro. Así quedó claro cómo vivía el torneo durante la celebración de los goles de Suárez, quien les dedicó los tres goles. La última vez que jugó un partido de esta competición recibió una paliza de manos del Barcelona (4-0) cuando él militaba en el Santos, ahora quiere sacarse la espina ganando el título.

Las lesión de Neymar y la enfermedad de Messi están cargando de razones a Luis Enriquepara pedir insistentemente a la directiva refuerzos para la delantera pues Munir y Sandro solo han marcado un partido de la Copa del Rey.

Luis Enrique les ha dado muchas oportunidades pero el técnico precisa de jugadores que le aporten soluciones inmediatas, no a largo plazo como puede ser el caso de ambos canteranos.

Luis Enrique, de momento, no quiere saber nada de fichajes, ni de reuniones, ni de cumbres. Su única obsesión es la de ganar el Mundial de clubs para luego, ya en Barcelona, verse con Robert Fernández y Albert Soler, secretario técnico y director deportivo del primer equipo para tomar una decisión.
Recuadro

LOS TRES SUEÑAN CON EL TÍTULO

Este torneo tiene especial interés para los equipos sudamericanos, que lo viven como la final de la temporada y una victoria suponer el broche de oro a un año para enmarcar, algo diferente a los europeos pues está competición aparece antes de las vacaciones de Navidad y en medio de la temporada.

Todos los equipos de Sudmerica lo viven de similar forma -ahí están los 15.000 aficionados de River que han viajado hasta Japón- porque es un torneo especialmente popular esas tierras.

Luis Suárez, Neymar y Leo Messi, los tres jugadores ofensivos del equipo azulgrana, proceden precisamente de Sudamerica con lo que lo viven con una ambición especial.

Quieren ganarlo, están locos y van a darlo todo para lograrlo. Ellos lideran en este torneo al Barça.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies