Mas: «Si sonara el himno catalán en el Bernabéu habría una pitada monumental»

Artur Mas, en el palco presidencial durante la final de la Copa del Rey / FOTO: AFP

El presidente de la Generalitat de CatalunyaArtur Mas, habla en el último número de la revista ‘Panenka’ sobre un posible proceso de independencia de Cataluña y, por consiguiente, sus consecuencias en el fútbol español. Pese a asegurar que «el fútbol español no se puede permitir no tener un Real MadridBarcelona«, está convencido de que en caso de sonar el himno catalán en el Santiago Bernabéu «habría una pitada monumental«: «Hay que tomárselo deportivamente, sabemos perfectamente que si un día se tocara el himno nacional de Catalunya en el Bernabéu habría una pitada monumental. ¿O acaso se aplaudiría? No seamos ridículos.

Y es que, para el presidente catalán, «es un problema de sentimientos y contra los sentimientos no se puede decretar nada». «Antes de que se empezara a hablar de independencia ampliamente, yo ya había presenciado finales de Copa en las que se había producido una pitada monumental, estruendosa. Al final, esto pasa con independencia o sin ella. Hay mucha gente que no se identifica con el himno español«, añade, antes de decir que «las esteladas son una expresión más de la catalanidad, aunque a algunos les duela y busquen maneras de sancionarlo», como pasó con la UEFA en Berlín. «Puede que me equivoque, pero intuyo que la decisión de no recurrir ha estado fuertemente presionada por el gobierno españolo por entidades oficiales españolas», apostilla al respecto.

Mas, sobre su gesto en la final de Copa

«Sonreía un poquito. Simplemente me divertía una situación ridícula»

Por otro lado, Mas también explica su gesto en la final de Copa, el cual dio mucho que hablar en su día. «Mi gesto se sobreinterpretó de una forma tremenda. No reía, en el mejor de los casos sonreía un poquito. Y si lo hice no era por ofender al himno español. Simplemente me divertía una situación ridícula: un Estado que había vociferado y amenazado a todo el mundo con la suspensión, y la realidad que habían logrado esas amenazas era doblar la intensidad de los pitidos».

Guardiola y el Barcelona, embajadores de lujo
A su vez, el presidente de la Generalitat, quien considera al Barcelona embajador de «un país», agradece la labor de Pep Guardiola en el proceso democrático. «Pep está dispuesto a salir de su comodidad individual para ayudar a su país en un momento decisivo», dice Mas, que considera el 27-S como «una final»: «En caso de mayoría de diputados soberanistas después del 27-S, la final se produciría tras el redactado y posterior referéndum de una Constitución Catalana», afirma Mas, que vería aconsejable contar con un árbitro en el camino hacia la independencia catalana. «Sería muy aconsejable en el momento de sentarnos en la mesa para negociar. Lo triste es que cuando esto se ha planteado en un país como Escocia, no necesitaron un árbitro de fuera. Hubo fair-play», recalca.

Sobre la posibilidad de que ese colegiado fuera la monarquía, el mandatario, pese a considerar que «tiene un poder muy limitado en España», no se opondría a ello.

Mas no vibra con la selección española
Como ya dijo en otras ocasiones, Artur Mas vuelve a afirmar en estas declaraciones que «la selección no ha sido un referente principal» para él. «No tengo nada en contra de ella. Siempre me he manifestado a favor de que gane torneos, sobre todo cuando ha estado repleta de jugadores catalanes y del Barça. Pero nunca he vibrado con ella. No siento una especial emoción y nunca he brindado con cava por sus éxitos».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies