El Barça le pone precio a Bravo tras el interés del City

image

Queda más de un mes y medio de mercado de fichajes y el Barcelona afirma y repite que no quiere cambios en la portería; que con Bravo y Ter Stegen la posición está en buenas manos y que, como dijo Robert Fernández hace unas semanas, “los dos van a continuar”. De momento, las previsiones del secretario técnico han funcionado tanto con Neymar, recientemente renovado, como con Mascherano, que próximamente ampliará su contrato con el Barça. Sin embargo, la portería sigue suscitando dudas por la especificidad de la demarcación.

Y es que tanto Bravo como Ter Stegen quieren ser más importantes. Uno es veterano (33) y el otro tiene mucha carrera por delante (24), pero los dos ansían monopolizar la meta culé, cosa que Luis Enrique no ha consentido en las dos temporadas que lleva en el banquillo del Camp Nou. “La situación de la portería es sostenible, ecológica y orgánica”, bromeó el gijonés, cuestionado por este tema, el pasado mes de febrero.
Lo ideal para Lucho sería mantener la alternancia una temporada más, pero sabe que es difícil por la ambición de ambos futbolistas y por el seguimiento de otros clubes que tienen la portería bastante peor cubierta, como el Manchester City de Pep Guardiola. Es cierto que el entrenador de Santpedor preferiría no pescar talento en el Barça, pero en los últimos días ha trascendido su interés por Bravo, que en estos momentos está de vacaciones, disfrutando de la Copa América lograda con su selección en Estados Unidos. El exrealista no se plantea cambiar de aires porque su familia es feliz a orillas del Mediterráneo, pero podría modificar su punto de vista si los planes del cuerpo técnico para este curso le brindan la Liga a Ter Stegen, que por edad tiene más proyección. Además, el alemán amagó con escuchar ofertas este verano y obligó a la entidad a sentarse con él.
Más allá del reparto de minutos que proponga Luis Enrique este año, en el Barcelona no quieren movimientos en la portería. Pero ahora mismo nadie puede garantizar la calma, y más cuando grandes clubes de la Premier meditan hacer esfuerzos relevantes. Así, cogiendo el caso de Bravo, y si las intenciones del City acabaran concretándose en una oferta firme, el Barça no negociaría por menos de 20 millones de euros, que es la mitad de lo que estipula la cláusula de rescisión del chileno, cuyo contrato expira el 30 de junio de 2018.

Hart y Caballero
Ahora mismo, la portería del Manchester City está en manos de Joe Hart y de Willy Caballero. El primero genera dudas en Guardiola y en Xabier Mancisidor, preparador de porteros citizen, pero conviene tratarlo bien porque es producto nacional y una figura muy querida por la grada del Etihad por sus orígenes y su fidelidad a los colores. Hart es, en cierto modo, patrimonio. En cambio, Willy Caballero no se adaptó nunca al fútbol británico y estudia propuestas para volver a España.
El City tiene músculo financiero para gastarse 20 millones en un portero. No obstante, cabe resaltar que pocos clubes han pagado tanto por un meta y menos aún por uno que supera generosamente los 30 años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *