El recambio de Busquets puede llegar en enero

Todo dependerá de cómo acaba este mercado. De si Frenkie de Jong termina saliendo y, finalmente, viene Bernardo Silva

Con Neves está todo hablado y parece que no se moverá este verano para esperar al Barça

Todo dependerá de cómo acaba este mercado. De si Frenkie de Jong termina saliendo y, finalmente, viene Bernardo Silva. Y, evidentemente, también del rendimiento de Miralem Pjanic, una apuesta personal de Xavi para tapar el hueco de una posición clave en el equipo, la de Sergio Busquets.

El área deportiva blaugrana, con todos estos condicionantes, se plantea avanzar la llegada del recambio de Busquets al mes de enero, en un mercado que será muy diferente al de anteriores años, porque habrá un parón grande por el Mundial que favorecerá la aparición de operaciones. 

Vaya, que puede parecerse más a un mercado de verano que al habitual de invierno en el que solo se acostumbra a tapar huecos y urgencias sobrevenidas. A traer parches de seis meses para afrontar los meses decisivos de la temporada con más fondo de armario y que suelen protagonizar los equipos que están con el agua al cuello.

El Barça tenía ya clarísimo que la gran inversión del próximo curso debía ser un futbolista posicional para jugar por delante de la defensa. El nuevo Busquets que se ha ido buscando reiteradamente en el mercado, pero que su fichaje se ha ido postergando por no encontrar la pieza correcta o por tener otras posiciones más estratégicas que cubrir. Busquets acaba contrato la próxima temporada y todo indica que finalizará su ciclo como blaugrana. Avanzar seis meses ese recambio favorecería al relevo con más naturalidad y daría aire a la posición.

Y es que este próximo fin de semana, el Barça ya se ha quedado sin Busquets para el partido de Anoeta. Tal y como están las cosas con De Jong, lo más razonable pasa por que Pjanic tome el mando en un puesto que no le es extraño y por el que debe sentirse más que capacitado. Será una prueba de fuego. Si todo sale bien, sin duda, será un alivio para el técnico y el área deportiva, aunque todos le ven más al bosnio como interior.

La idea era invertir una buena suma el próximo verano en este nuevo Busquets. Será un fichaje estratégico, pero dependiendo de todos estos condicionantes podría avanzarse todo. 

Y, hoy por hoy, el elegido es Ruben Neves, el mediocentro del Wolverhampton. Con Neves está todo hablado y parece que no se moverá este verano para esperar al Barça. Ha tenido propuestas muy importantes, pero no ha querido ni estudiarlas. Dentro de seis meses tendrá ya un precio cerrado y en verano sería más barato, pero la necesidad puede apretar y el Barça lo medita. Estos próximos días serán claves.

 

Fuente: sport.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies