Así, así, así es el madridismo. 

Mientras el Bernabéu saca las pancartas con el lema «viva la madre que te parió», el jugador se encargaba de seguir a lo suyo en el campo.  Hace una semana lo hizo escupiendo en el plato que le dio de comer, enfrentándose a la grada de lo que fue su casa. 
Cuando un  jugador que tiene el récord de expulsiones de su club y ya es el tercer máximo de la Liga, no puedes ponerlo en un pedestal, no decir en ningún momento que es un ejemplo a seguir como decía Zidane. 

Rara vez no mete la pata cada vez que lo entrevistan, siendo el hazme reír.

Va presumiendo de su madridismo cuando utilizó al Manchester United hace un par de veranos para sacarle más pasta al Madrid. Y es que no lo hay más madridista que él… 

Sin ir más lejos, en el pasado partido de Copa frente al Celta, Ramos estaba calentito y no pudo por menos de demostrar una vez más su señorío, enfrentándose a su compañero de Selección Iago Aspas, utilizando el insulto que a él tanto daño le hizo en el Sánchez Pizjuan. ..  «hijo de p…» No quedó contento con ello que subió de nivel,  lanzando un escupitajo a la misma cara de Aspas. Ya es reincidente, se lo hizo a Diego Costa. 

Pero amigos, la bula arbitral que tiene este señor es impresionante, está respaldado partido tras partido. 

Cuando el madridismo valora más tres goles en los últimos minutos y no es capaz de ver la clase de persona y jugador que es Ramos, dice mucho de la afición merengue. 

Que viva la madre que os parió!  Si señor! 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies