Empezamos el Mundial de Clubes

Aperitivo con Messi

El Barcelona inicia hoy el camino hacia su tercer Mundial de clubes. El escollo hacia la final de este domingo en Yokohama es el sorprendente Guangzhou Evergrande, que dejó en la cuneta al América de México contra todo pronóstico. Este desenlace, el hecho que le entrene Luiz Felipe Scolari y que varios brasileños formen parte de la plantilla, entre ellos Robinho, le hacen merecedor de una atención especial. El Barcelona sigue siendo el favorito. Incluso sin Neymar. Pero tampoco hay que olvidar que al equipo azulgrana se le han dado históricamente mal las semifinales de este torneo.

De todas formas, hay un elemento que siempre acaba decantando la balanza: el factor Messi. El argentino llega con muchas ganas de sumar el quinto título de este 2015. La Pulga se quiere tomar el aperitivo antes de enfrentarse a sus compatriotas de River, equipo que ya espera en la final.

Esta mañana, el rosarino no podrá combinar con Neymar como suele hacerlo. La ausencia del paulista es, precisamente, una de las cuestiones a las que debe dar respuesta Luis Enrique. Hasta el momento ha ido alternando a Sandro y a Munir para suplir las bajas en ataque, pero en los partidos grandes, los que trascendían cualquier atisbo de normalidad, el técnico ha buscado alternativas más creativas. Ante el Real Madrid o el BATE en la Champions, la solución fue Sergi Roberto. Un medio más.

La ausencia de Neymar

Tratándose de una semifinal no sería extraño que Luis Enrique modificara levemente el sistema y optara por un 4-2-3-1 que permitiría la entrada del centrocampista de Reus acompañando a Iniesta y a Messi, que retrasaría ligeramente su posición. Roberto está siendo una de las sorpresas positivas de la temporada por su polivalencia y rendimiento en los minutos que está teniendo.

En cambio, Sandro y Munir son la cruz de la moneda. A pesar de recibir el apoyo público del técnico, lo cierto es que no están aprovechando las numerosas oportunidades de las que están gozando los dos delanteros durante toda esta temporada.

El cuerpo técnico ya ha estudiado varios vídeos del Guangzhou y en la charla técnica de hoy ofrecerá a los jugadores los últimos detalles. «Es un equipo que puede salir desde atrás. Tiene un perfil de equipo trabajador pero con calidad. Me ha sorprendido y no nos va a dar facilidades. Todas las semifinales del Barça en los Mundialitos han sido duras», aseguró Lucho, que no se fía ni un pelo del campeón asiático.

Tras tres empates consecutivos, dos de ellos en Liga (Valencia y Deportivo) después de dejarse remontar en los minutos finales, el Barcelona necesita imperiosamente una victoria para alejar los fantasmas que pudieran cernirse sobre él. Asimismo, cortar la mala racha del Barça supone hacer lo propio con la trayectoria del Guangzhou, que suma 28 partidos consecutivos sin perder. La mano de Scolari y la inversión china se nota.

El jet lag, un enemigo más

A la motivación del conjunto chino se le suma un enemigo más a los culés: el jet lag. Nadie lo quiere utilizar de excusa pero lo cierto es que el Barcelona no ha tenido tiempo para preparar este Mundial de Clubes y mucho menos para aclimatarse al cambio horario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies