¿Otra final incómoda para la monarquía? Esperemos que no.

Resultado de imagen de pitada al himno

Barça-Alavés el 27 de mayo. Esta será la final de la Copa del Rey que, presumiblemente, se disputará en el Vicente Calderón antes de su cierre definitivo. Es decir, otra final que reunirá en una misma grada a aficionados catalanes y vascos. A ver cuanto tarda a empezar la polémica preventiva sobre los límites de la libertad de expresión, y los pitos al himno y al rey Felipe VI. Esta temporada, que sorteo tras sorteo, con el Barça enfrentándose primero a Athletic y luego a la Real Sociedad, parecía que una mano nada inocente quería evitar que se llegara a una final vasco-catalana, habrá una nueva ración con un nuevo invitado: el Deportivo Alavés que tiene su estrella en el banquillo. Mauricio Pellegrino ha conseguido, en la temporada de su debut en primera, ganar en el Camp Nou, no sufrir en la Liga y clasificar el equipo para su primera final de Copa. Y ha eliminado a un Celta que, tras echar al Madrid marcándole cuatro goles, no le ha podido meter ni uno sólo. La final de Copa tendrá, el sábado en Liga, un ensayo general. Lo mejor para Luis Enrique es que el Alavés, ayer, se desgastó durante 97 minutos en un partido muy físico.

Xavier Bosch Xavier Bosch

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies