Primera lección 

Es mucho más sencillo entender la derrota ante el Alavés que ese intento con poco maña de ocultar, no se sabe muy bien por qué, la lesión de Ter Stegen. Esto sí que no tiene explicación alguna por mucho que desde el club traten de pinchar la indignación de la prensa con argumentos vagos. Lo del partido es otra cosa y juicios razonables, si se quieren, los hay.Lucho apostó por las rotaciones y, la verdad, era un buen día para hacerlas, aunque en defensa quizá se pasó de osado. Si tenía temor a decir queCillessen iba a ser titular, hubiera debido protegerle mejor. Y no. Pero no fue solo un problema de atrás. Al Barça le faltó frescura e ideas para tumbar un muro, táctica que otros equipos repetirán. Quedémonos con aquello de la lección aprendida. Es el único consuelo. No hay otro. 
Gabriel Sans 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies