…Y sólo tiene 28 años

Raúl Llimós

Hace cuatro años felicitaba a Leo Messi desde estas páginas escribiendo algo que el tiempo no ha caducado. Ctrl+V literal: “El número 1 del fútbol mundial cumplió 24 añitos el día de San Juan. Del crack de Rosario está todo dicho y escrito (visto diría que no), pero ya me permitirán que me repita. Vale la pena caer en la reiteración para hablar de Messi.

Es casi obligatorio recrearse en las virtudes de Leo para dejar constancia del privilegio que supone ser contemporáneo de un monstruo como él. Cuando asistimos, en presente y de cerca, a la explosión y consolidación de un fenómeno que sabemos que trascenderá en el tiempo, nos cuesta dimensionarlo porque nos falta perspectiva, pero creo que de Messi ya hemos visto suficiente como para sacar conclusiones mayúsculas.

De hecho, hace tiempo que las sacamos porque hace tiempo que su fútbol nos obliga. Es aún muy joven, le quedan más años de carrera que los que lleva (sí, sí, piénsenlo fríamente y disfruten del dato), tiene aún retos que lograr, sobre todo con su selección, pero hay un consenso casi mundial: si no es ya el mejor jugador de la historia, lo acabará siendo, le guste o no a Pelé, a Maradona y a sus respectivos egos”.

Cuatro años y una Champions después, el texto aguanta pero merece algunos matices. De entrada, Pelé y Maradona ya saben que nunca nadie dominó este deporte llamado fútbol como Messi. La temporada del segundo Triplete de Leo, con 59 goles en su año más totalcampista Air Jordan, despeja cualquier tipo de duda.

Sobre los retos, ahí siguen en el horizonte albiceleste. Bien pensado, no es mal negocio en clave Barça que haya un Mundial por ganar en 2018. Lo único que parece irreversible es que a Messi, por desgracia, no creo que le queden más años de fútbol que los que lleva, que son 10 como profesional. O quizá sí. Lo que es seguro es que tiene muchas temporadas de calidad por delante y que algunos de los 10 mejores partidos de Messi todavía no los hemos visto. Sí, sí, es que sólo tiene 28 años, cifra que invita a hacer un poco de fútbol-ficción.

Si Messi ganara a partir de ahora lo que Xavi ha ganado desde que cumplió 28 años, agárrense, Leo acabaría su carrera con 7 Champions, 12 Ligas, 6 Copas, 4 Mundiales de Clubes, 4 Supercopas de Europa, 6 Supercopas de España y, por supuesto, con unos cuantos Balones de Oro más en su casa de Castelldefels. ¿Alguien cree que no es posible?

FUENTE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies