Defender lo indefendible. 

No tengo ninguna duda que Theo Hernández no tenía intención de lesionar a Aleix Vidal. Pero entrar con esa dureza en el minuto 86, cuando el marcador es de 0-6, es una imprudencia temeraria. Un accidente, sí; mala fortuna, también. Pero llega como consecuencia de una dureza innecesaria y desproporcionada. Más grave es que el colegiado no aprecie ni siquiera falta. O que diga Iturralde que “dónde va Aleix a pelear un balón dividido ganando 0-6”. Seamos serios y no traten de defender lo indefendible, que para eso y para insultar ya están los ‘trolls’ que pueblan las redes sociales. Enzo Pérez lesionó a Iniesta, Escalante Busquets y ayer Theo Aleix. Y ninguno vio tarjeta amarilla. No creo en conspiraciones, simplemente en un bajísimo nivel arbitral. Pero hay acciones que no pueden quedar impunes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies